Home República Checa KROMERIZ, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD UNESCO EN REPUBLICA CHECA

KROMERIZ, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD UNESCO EN REPUBLICA CHECA

0

Viajamos a Kromeriz en Moravia del Este (República Checa) para conocer el Palacio del Arzobispo y sus jardines, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Con el apoyo de la Oficina de Turismo de la República Checa

Mi primera parada en la región de Moravia la hago en Kromeriz un bonito municipio de unos 30.000 habitantes. Aquí la vida es muy tranquila. El lugar ideal para salir a pasear y tomar una cerveza con los amigos. La ciudad se organiza en torno a la Plaza Velke junto a la cual tenemos la Catedral de Sant Morit de estilo Neoclásico y la iglesia de San Juan Bautista de estilo Barroco. Pero lo que me ha traído hasta Kromeriz  es este edificio. Cuando vengáis de visita a la República Checa la ciudad de Kromeriz es visita obligatoria ya que aquí se encuentra el palacio de Arzobispo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El palacio arzobispal, con su torre de 86 metros es el gran símbolo de la ciudad. En el siglo 13 en esta localidad se construyó un castillo gótico, que fue reconstruido a principios del siglo 16 en un estilo renacentista, convirtiéndose entonces en la residencia veraniega de los obispos de Olomouc. Las salas interiores destacan por su riqueza  ornamental. Están decoradas con mobiliario de la época y  pinturas de algunos de los mejores artistas europeos de los siglos 15 al 18. De entre todas las estancias destaca la Sala de la Asamblea. Este inmenso salón es uno de las más bellas estancias palaciegas de estilo Rococó de Europa donde destacan las 22 lamparas de araña que cuelgan de sus techo. 

Todo palacio ha de tener unos bellos jardines. Pues bien, aquí tienen dos. El Jardín de Recreo, original de la edad media y  que fue  remodelado en el siglo 19 al estilo inglés y sobre todo este jardín, conocido como el Jardín de las Flores. Construido a mediados del siglo 17 por iniciativa del Obispo, fue encargado a los mejores arquitectos paisajistas italianos de la época, ya que era deseo del obispo que sus jardines siguieran el modelo de los renacentistas italianos. ¡Vamos que no se podía decir que este obispo fuera de gustos sencillos!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar